Bonificación para empleados: BMW paga 9.175 euros en concepto de participación en beneficios

Los empleados de BMW Group pueden esperar una vez más una bonificación elevada en 2019: un trabajador cualificado empleado en Alemania recibirá 9.175 euros como participación en el éxito de la empresa durante el año pasado. Dependiendo de la posición en la empresa y la duración del empleo, la cantidad varía significativamente y, en consecuencia, puede ser tanto mayor como menor. ¿Coches ocasión en Madrid? Encuéntralos en Crestanevada Madrid.

 

Con 9.175 euros, la prima de participación en beneficios es 280 euros inferior a la del año anterior, pero sigue siendo bastante respetable en comparación con los demás fabricantes de automóviles: Daimler paga este año 4.965 euros a sus asalariados, mientras que Audi sólo abona 3.630 euros en primas a la vista de los mediocres resultados. Porsche, sin embargo, paga un poco más, ya que la empresa de Zuffenhausen abona este año una prima récord de 9.700 euros por empleado.

 

Para el Grupo BMW, 2018 ha sido un año de muchos récords, pero los beneficios han sido inferiores a los del año anterior, aunque hay que tener en cuenta que sigue siendo el segundo mejor resultado en los más de cien años de historia de la compañía y habría vuelto a ser un récord de no haber sido por las cifras especialmente fuertes del año anterior.

 

Para el año en curso, la empresa ha anunciado cifras algo más comedidas porque el entorno del mercado sigue siendo difícil y son necesarias grandes inversiones. Durante la rueda de prensa de balance, el Director Financiero, Dr. Nicolas Peter, declaró:

 

«Incluso en un entorno desafiante, nuestra ambición sigue siendo alta. En 2019, nosotros, como BMW Group, queremos seguir siendo el fabricante líder en el segmento premium y crecer en todas las principales regiones de ventas. Nuestra joven cartera de productos tendrá un impacto positivo. Sin embargo, como muchos modelos todavía están en la fase de puesta en marcha y rampa de lanzamiento, el efecto completo aún no se reflejará en las ganancias en 2019. En general, esperamos un primer semestre algo más débil debido a los cambios de modelo.

 

En 2019 seguiremos invirtiendo masivamente en nuevas tecnologías y temas de futuro. La ambiciosísima legislación de la UE sobre CO2 también exige elevados gastos adicionales y conlleva un aumento de los costes de fabricación, lo que lastra el resultado. Al mismo tiempo, esperamos otro viento en contra significativo de las divisas y los precios de las materias primas en el rango medio y alto de los millones de tres dígitos.

 

La evolución de los aranceles sigue siendo un importante factor de incertidumbre. Nuestras previsiones parten de la base de que no habrá aumentos arancelarios entre EE. UU. y la UE. Los preparativos necesarios para la salida del Reino Unido de la UE nos supondrán una carga adicional en 2019. Independientemente de ello, seguimos asumiendo un Brexit ordenado. El entorno competitivo también podría intensificarse de nuevo en el transcurso de la segunda fase del cambio WLTP en septiembre de 2019.

 

En el segmento de Automóviles, esperamos un ligero aumento de las entregas.

 

Nuestro objetivo claro para el margen EBIT sigue siendo el 8-10%, que queremos alcanzar en un entorno estable. Sin embargo, solo tenemos una influencia limitada sobre muchas condiciones generales. En vista de las cargas de los factores mencionados, esperamos un margen operativo de entre el 6 y el 8% para 2019. La elevada volatilidad dificulta una previsión clara. No obstante, seguiremos trabajando con todas las palancas internas para cumplir nuestras aspiraciones estratégicas de rentabilidad.

 

En el segmento de Motocicletas, prevemos un sólido aumento de las entregas, apoyado por la renovada gama de modelos. El margen EBIT debería mantenerse dentro del rango objetivo del 8-10%. En Servicios Financieros, esperamos un rendimiento de los fondos propios al nivel del año anterior y, por tanto, por encima de nuestro objetivo del 14%.

 

Pasemos al Grupo:

 

Además de las cargas mencionadas, la interrupción de algunos efectos de valoración positivos a partir de 2018 provocará un descenso significativo del resultado financiero en el ejercicio en curso. Por lo tanto, también se espera que el resultado consolidado antes de impuestos sea significativamente inferior al del año anterior. Seguiremos contratando profesionales cualificados para temas futuros. En general, sin embargo, no aumentaremos la plantilla en 2019. El número de empleados se mantendrá al nivel del año anterior.

 

Señorías, pueden surgir riesgos para nuestra orientación derivados de la evolución ulterior de las condiciones marco. Entre ellos figuran, en particular, el riesgo de un Brexit no regulado y la evolución ulterior de la política comercial internacional.

 

Debido a estos factores, entre otros, ya se observa una ralentización económica en todo el mundo. Si las condiciones generales se deterioran aún más, no puede descartarse un impacto en nuestras previsiones».